sábado, 7 de agosto de 2010

Relato de Valeria


Lactando y amando a Guada:
Siempre supe que quería dar el pecho a mi hija. Por eso durante el embarazo me mantuve informada desde el primer momento.Recuerdo todavía los consejos de mi abuela "tu leche es la mejor" mientras más la pongas en el pecho, más leche vas a tener,y tu hija crecerá sana y fuerte.
¡Ay abuela qué sabia eras!! mi abuela no era ni médica, ni monitora de lactancia, ni tenía estudios, ni seminarios...mi abuela tenía 80 años, y a penas sabía leer y escribir. Ella hablaba desde la experiencia de la vida, había amamantado a sus 5 hijas y acompañado a las mismas en la lactancia de sus 15 nietos y 20 bisnietos. ¡cómo se enojaba cuando veía una mamadera de leche!! había que amamantar, por que nuestros hijos no eran terneros para tomar leche de vaca!
Yo estaba decidida a amamantar. Recuerdo que lo primero que hice cuando tuve a mi hija en mis brazos fue ponerla al pecho.Fue algo mágico, conocernos de esa manera, mirar sus ojitos, sus manitos, esa carita tan hermosa, era tan mágico y único a la vez.
A pesar de que me sugirieron darle leche, no hice caso, por suerte tampoco mi hija les hizo mucho caso, ya que la leche que le daban mi mamá, mi marido o mi suegra, mi hija la escupía, Ella sabía que mamá tenía algo muchísimo mejor para darle.
Guadalupe fue una niña sana, rozagante y gordita, aumentaba de peso sorprendentemente para todos con la lactancia materna,teteaba a demanda y colechaba con papá y mamá.
Cuando mi niña cumplió el año y medio, una nueva princesita se gestaba en mi vientre.Obviamente lo primero que me sugirieron fue destetar.
Pero allí estaba mi abuela, nuevamente, aconsejando como una gran cacique sabia, ella me decía que por experiencia, se podía dar el pecho a dos niños, osea lactar en tándem. Yo no sabía mucho, pero dejé que la naturaleza fuera la que decidiera entre nosotras. Fue así que Guada comenzó a mermar las tomas, y dos meses antes de nacer su hermana, ya se había destetado.Todavía recuerdo es última toma, se quedó dormida entre mis brazos, con la boquita en un pecho y su manito acariciando el otro... Disfrutamos unidas de la lactancia durante 2 años y 1 mes...



Mi segunda Lactancia, una lucha a capa y espada.

Nuria llegó una tarde calurosa de Marzo,fue un parto difícil,inducido poco respetado, recuerdo que la vi nacer, pero no me dieron la oportunidad de tenerla en mis brazos,me la sacaron por rutina medica y luego de una hora eterna de espera, logré tenerla entre mis brazos. Venía dormida. Qué tristeza me dió verla así, me habían privado de disfrutar de su primeros momentos, sus primeros gestos, de sentirla en mis brazos y colocarla al pecho, pero nada estaba dicho, le di el primer beso de amor y la puse en mi pecho, y ella lo aceptó, mientras me miraba con esos ojazos bellos.
No tuve grietas ni dolor, mi gordita bella crecía super sana, nació con 3,950 y al mes ya había superado los 6Kg. todo esto gracias a la lactancia exclusiva.
Cuando mi niña cumplió los 3 meses de vida, tuve una descompensación importante:
Diagnóstico: Cálculos en la vesícula.
Sugerencia: operación urgente y destete.
Más de un médico me dijo que aproveche y le saque la teta de una. Por suerte mi médico clínico me dijo que no cortara la lactancia, y que si me animaba a seguir una dieta estricta, podría amamantar por lo menos hasta el año.Así lo hice, dieta de por medio, continuamos con nuestra lactancia, cuando iba llegando al año de vida de mi criatura, todos me decían que me operara, que la dieta y la teta me estaba consumiendo, fue allí que me volqué a internet para averiguar como debía destetar a mi hija, sin que ella sufriera. Así llegué a los foros de maternidad, para mi era todo nuevo. Descubrí que todo lo que hacía con mis niñas, tenía un nombre: Crianza con Apego y Respeto.
Todo un nuevo mundo se abría ante mis ojos, mi instinto no se equivocaba, no estaba malcriando a mis hijas!!! al contrario, estaba haciendo de su infancia un recuerdo inolvidable.
Siguiendo con mi búsqueda, encontré información que avalaba mi posición: podía operarme y sin destetar!Leí muchísimo, y tomé coraje y fui al cirujano, según me habían dicho, uno de los mejores en la provincia.
Una vez allí le explique que no tenía problemas en operarme, de la manera que sea, pero lo que me preocupaba era la lactancia de mi hija, no quería destetar y tenía conocimiento de casos en los que la mamá se había operado sin problema alguno, coordinando de antemano la mendicación compatible con la lactancia materna.
Fue en ese momento cuando ese médico amable se fue trasformando en una persona horrible, por que al escuchar mi comentario sobre la lactancia y al decirle yo con orgullo que llevaba 15 meses hermosos de la misma, me dijo que estaba comentiendo el mayor error de mi vida al darle tanto tiempo el pecho a mi hija, por que lo único que conseguiría con eso era criar una niña caprichosa, inmadura y dependiente de mí, lo mejor para las dos era aprovechar la operación, y destetar" te pongo un inhibidor de la leche en el suero y matamos dos pájaros de un sólo tiro" por que..."le haciendo un daño psicológico irreparable a su hija al exponerla delante de la gente succionando un pecho desnudo"...Todavía recuerdo sus frases y me lleno de rabia e impotencia. No sé de dónde saqué el valor pero le dije que a mi entender el estaba muy equivocado, ya que previo a mi visita me había acesorado y tenía documentos extraídos de LACMAT Y LA LIGA DE LA LECHE donde se avalaba mi postura.
Pero no dió brazo a torcer, su respuesta fue "las organizaciones pueden decir lo que quieran, pero no van a saber más que mi experiencia de tantos años de médico cirujano...."
Recuerdo que cuando salí de ese consultorio, temblaba de impotencia, mis únicas palabras fueron, yo acá no vuelvo más.
Me dedique a mi hija, defendiendo la lactancia a capa y espada, continué con mi dieta, y eso me permitió sobrevivir muchos meses sin ningún tipo de cólicos.
Mi hija crecía sana y teteaba a libre demanda donde sea y como sea, la teta estaba presente!! y yo FELIZ!! Tenía la certeza que estaba en el camino correcto.No fue fácil, encontramos de todo es este camino, gente que nos criticaba, que nos miraba raro, que se sonrojaba otras que nos tiraban indirectas...pero también gente que nos apoyó hasta el último momento.
Fueron 2 años, 10 meses, 3 semanas y 2 días de una lactancia inolvidable!Tengo presente aún esa última noche, casi no tomó nada, su manito me acariciaba, me miró y me dijo:" Te Amo Mamá!"
Hoy analizando sus palabras, siento que ese TE AMO fue su manera de agradecer todo el tiempo compartido, la lucha constante para evitar el destete siempre respetando sus tiempos. Ese TE AMO fue su manera poner fin a una etapa maravillosa que nos involucraba en cuerpo y alma.
Mi hija está creciendo y soy feliz por eso, aunque debo confesar que extraño mucho nuestros momentitos de lactancia-amor y sospecho que ella también ya que en más de una oportunidad la he visto dormirse con su manito acariciando mi pecho.

Mis sentimientos.

Hoy a más de un año del destete siento añoranza por lo que fué, por lo que vivimos, lo que compartimos y lo que luchamos... fueron 5 años de lactancia contínua y estoy orgullosa de eso!!!

La lactancia permitió establecer una relación de miradas, caricías y silencios, donde las palabras no eran necesarias. Sólo éramos nosotras y esa conexión mágica que se créo entre ambas, que continúa y continuará a través de los años.
Amé y amo cada momento sentada en mi sillón observando esos ojitos vencidos de sueño que se entregaban seguros al más dulce descanso, esas manitos que se estrechaban con la mía, nuestras noches de colecho y teta, que nos permitieron hacer alarde de nuestras noches de sueño sin despertares nocturnos, ni llantos, ni desvelos.
Ni hablar de la comodidad de salir a pasear sin tener que estar pendiente de las mamaderas, la leche, el agua.¿y la salud? Excelente!! super sanas,rozagantes, con el peso ideal, o en el caso de Nuria, siempre excedida pero dentro de lo normal.Cero caries, cero cólicos, cero diarreas, cero infecciones, pocos mocos y mucho, mucho AMOR.
Hoy miro a mis hijas tan grandes y tan sanas y siento una satisfacción enorme porque tengo la certeza que le he dado ,el mejor de los regalos, ése que durará para toda la vida.No sé si serán las más inteligentes, o las más destacadas en la profesión que elijan, no sé si serán mejores personas por haber lactado tanto tiempo, sólo sé que les dí lo mejor. No existe nada mejor que la Leche Materna. No existe momento más bello, que esos minutos dedicados exclusivamente a ellos.
Hace unos días leí a una médica misionera que decía "para que una madre pueda amamantar, necesita una tribu que la apoye". Y analizando la frase me doy cuenta que fui muy afortunada al tener a mi tribu de mi lado, por eso hoy quiero agradecerles a ellos, mi tribu:
Mi abuela,mi gran consejera y cacique de mi tribu, mi compañía en los dos embarazos, lamentablemente se fue 3 meses antes del nacimiento de Nuria, pero me dejó su sabiduría y su ejemplo de madre.
Mi mamá,que a la distancia siempre estuvo con sus consejos y muestras de apoyo.
El Dr. José luis, pediatra de mis hijas, que nunca mencionó la palabra destete, a pesar de la edad de mis hijas.
A Desireé, mi primer consejera virtual, que a pesar de las diferencias horarias, siempre estuvo con sus consejos.
Las chicas de CyA, que estuvieron siempre para aconsejarme y apoyarme en los momentos más difíciles.
Al foro de Lacmat,por enseñarme tanto en cada mensaje.
Al la Dra. Alejandra Mercado que respondió mis mails a pesar de no conocerme.
Al papá de mis hijas, por todo el apoyo, el amor y la contención que nos dió, a pesar de todo lo que nos decían, seguía de nuestro lado y si bien en algunas oportunidades dudó, nunca nos obligó a nada, siempre respetó nuestra decisión.
Por último a Mis Princesas, Guadalupe y Nuria, por darme la oportunidad de vivir esta experiencia inolvidable donde donde pude dar lo mejor de mí para ellas, como dice el Dr. carlos Gonzalez, fue"un regalo para toda la vida".

2 comentarios:

  1. Hermoso tu relato!!gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  2. OS DEJO MI BLOG

    SALUDOS

    MERCHE

    FELICIDADES POR VUESTRO TRABAJO

    ResponderEliminar